Cloración Salina

La cloración salina es la alternativa más respetuosa con el medio ambiente y con tu piel para cuidar de tu piscina. La generación de cloro a través de la sal reduce el impacto de productos químicos en el agua de tu piscina y evita el picor de ojos o la irritación de la piel. Con un clorador salino, el agua tendrá un ligero sabor salado (9 veces menos salada que el agua del mar), y tu experiencia de baño será mucho más placentera

Fabricantes

Regístrate y apúntate a nuestra newsletter y consigue un 5% de descuento en tu primera compra

Iniciar sesión o registrarme
x